FAQ

El juego de rol como tal, avanzado, consiste en un universo alternativo creado por la imaginación, donde la inteligencia, la inventiva, la capacidad de improvisación, son fundamentales. Los juegos de rol bien planteados y dirigidos estimulan, educan y permiten ejercitar facultades que en la vida real quedan coartadas u oprimidas por el entorno y las circunstancias. La práctica de los juegos de rol proporciona a menudo aprendizaje, destreza, y una legítima evasión muy parecida a la felicidad.

Arturo Pérez Reverte, 1994

Ocio alternativo

Organizamos eventos de ocio alternativo tales como partidas de juegos de rol, juegos de mesa, escape rooms, gymkhanas o real games. En lo deportivo, realizaremos iniciaciones y torneos de softcombat. Sin embargo, nuestra especialidad, y lo que más nos gusta, es el rol en vivo.

No. Todos nuestros eventos son tan inofensivos como cualquier otra actividad de la vida cotidiana, con la tranquilidad de contar con una serie de organizadores y directores que velarán por la seguridad de todos los participantes. Además, todas nuestras actividades proporcionan numerosos beneficios sociales y personales. Sin embargo, no sabemos muy bien por qué, aún existe un sector de la prensa sensacionalista que intenta extender una fama de peligrosidad sobre el ámbito de los juegos de rol sin tener ni idea de lo que realmente hacemos y proponemos, pues sólo buscan crear polémica a toda costa aunque eso implique manipular la realidad. Por este motivo, una de nuestras principales motivaciones es la de desmontar todos estos mitos infundados para visibilizar de forma objetiva todas las virtudes del mundo del ocio alternativo. Y a la vista está la realidad: ¡prácticamente todos los que han jugado con nosotros han terminado repitiendo!

De momento no, pues aunque nuestras actividades tienen muchos aspectos en común con el teatro, no dejan de ser juegos interactivos donde no existe público, ya que todo el mundo participa de forma activa. Por lo tanto, no podemos considerar que los eventos que organizamos actualmente sean obras de teatro.

Como ya hemos dicho antes, aunque muchos de nuestros eventos tienen numerosas similitudes con el teatro, realmente no pueden considerarse obras dramáticas, puesto que son juegos interactivos en los que prima la improvisación y donde todo el mundo debe participar de forma activa. Por tanto, preferimos que no haya público por distintas razones. En primer lugar, con la ausencia de público fomentamos el realismo y la inmersión en la partida, y evitamos que los jugadores más vergonzosos puedan sentirse intimidados por los espectadores. Por último, la presencia de público en realidad tampoco tendría mucho sentido, puesto que durante las partidas puede haber un gran número de jugadores actuando simultáneamente en distintos lugares, así que los “mirones” no se enterarían de mucho.

De esta forma, la zona de juego sólo podrá ser ocupada generalmente por personas que desarrollen algún papel dentro de la partida y de la historia, ya sea como Directores, Jugadores o PNJs. Aquellos que no participen en el juego y, por tanto, no posean su correspondiente entrada o plaza de inscripción en el evento, sólo podrán estar presentes en la zona de juego antes del comienzo de la partida y tras el final de la misma, excepto si se trata de un lugar público. En este último caso, evidentemente sí podrán estar presentes, por lo que la organización se encargará de que nadie moleste a los jugadores ni se entorpezca el desarrollo del juego de ninguna forma.

La gracia de los juegos de rol reside en improvisar e interpretar de la forma más fiel posible a nuestro personaje, pero tampoco es necesario ningún tipo de talento especial para llevarlo a cabo. Cada uno interpretará la visión que él mismo tenga de su personaje, por lo que nadie lo hará ni bien ni mal, sino que es algo subjetivo. Lo importante aquí siempre será pasarlo bien.

Por otro lado, en ninguno de nuestros juegos será necesaria la fuerza, pues los acertijos siempre deberán resolverse a través del ingenio. Aquí tampoco hace falta ser una eminencia, ya que las pruebas serán accesibles a todo el mundo según distintos niveles de dificultad, y en el caso de que os atasquéis en algo siempre podréis contar con una pequeña ayuda por parte de los organizadores.

Lo que sí suele ser necesario es contar con un mínimo de forma física, puesto que la mayoría de nuestras partidas, excepto las de mesa, requieren bastante movimiento por parte de los jugadores.

Ir disfrazado no sólo es divertido, sino que nos ayuda a meternos mejor en la piel del personaje, además de hacer la partida mucho más visual para todos. La caracterización es por tanto muy recomendable, especialmente, para las partidas de rol en vivo, aunque en ningún caso obligatoria. Nuestros eventos más ambiciosos son anunciados con varios meses de antelación, por lo que podéis aprovechar ese tiempo para conseguir vuestro atrezzo y vestuario. Tampoco es necesario comprar ningún disfraz, ya que a veces queda mucho más realista usar ropa real de la que podamos tener en casa, combinada con los complementos necesarios.

Al leer vuestra ficha de personaje sabréis si vuestro personaje lleva consigo algún otro objeto en especial, como puede ser dinero de juego o cualquier documento o tesoro, para lo cual, lo mejor es que os llevéis algún tipo de bolsa en la que poder cargar estos objetos sin que estén a la vista de todo el mundo. También recomendamos el uso de armas de softcombat –espadas acolchadas o pistolas y arcos con proyectiles de goma, las cuales tendrán que pasar un test de seguridad–, ya que en el caso de que vuestro personaje sea dado a los conflictos físicos, podréis dejaros llevar sin tener miedo de hacerle daño a ningún otro jugador.

También aconsejamos llevar impresa vuestra ficha por si necesitáis consultarla con tranquilidad en los momentos previos a la partida. Así mismo, no os olvidéis de echar cualquier objeto que podáis necesitar en la vida cotidiana –medicamentos, pañuelos, etc.– aunque sin cargaros demasiado, ya que es probable que durante la partida vayáis de un sitio para otro continuamente, por lo que agradeceréis llevar el menor peso posible. De igual forma, a pesar de que podáis ir disfrazados, siempre recomendamos ir equipados de la forma más cómoda posible, especialmente en cuanto al calzado, ya que todas las partidas suelen tener un mínimo de esfuerzo físico.

Esto depende por completo del tipo de actividad, por lo que las plazas serán indicadas en la información de cada evento.

Por lo general, en los juegos de mesa, lo ideal es contar con un grupo de 3 a 5 jugadores, 7 a lo sumo. Las escape rooms suelen admitir hasta 6 jugadores; mientras que en las gymkhanas y los real games pueden llegar a participar cientos de personas.

En el rol en vivo siempre habrá una serie de personajes indispensables para el desarrollo del juego, lo que marcará el mínimo de participantes que serán necesarios para jugar. El número máximo es prácticamente infinito siempre que haya Directores de Juego suficientes, aunque la mayoría de las partidas de una sola sesión suelen tener unos 40 jugadores como máximo. Los eventos de fin de semana incluso pueden incluir a cientos de participantes.

Todas nuestras actividades son aptas para todos los públicos, desde pequeños hasta mayores, aunque según la temática de ciertas partidas podrían no estar recomendadas para niños, lo que se aclarará en cada uno de nuestros eventos.

En general, preferimos que nuestros jugadores tengan al menos 10 años, pero como cada niño es un mundo, lo mejor es que nos lo consultéis según vuestro propio caso. Los menores de edad deberán ir acompañados de un adulto, aunque en caso de tener más de 16 años bastará con una autorización por parte de sus tutores legales.

Nuestros juegos requerirán tanto esfuerzo físico como vosotros decidáis hacer: podéis pasaros toda la noche sentados en la taberna, actuando sólo a través de palabras; pero también podéis estar varias horas correteando por cada rincón del espacio de juego para descubrir algún secreto. Si tenéis alguna discapacidad, o cualquier problema de salud o de movilidad, lo mejor es que nos lo comuniquéis previamente para daros un personaje que encaje con vosotros en ese sentido.

Algunas partidas pueden estar ambientadas en temáticas de terror, pero siempre lo indicaremos en la información correspondiente. El resto de partidas no tienen por qué dar miedo en un principio, aunque el desarrollo de la misma estará influido por el propio comportamiento de los jugadores, por lo que nunca se sabe si se podría llegar a dar alguna situación más intimidante, de ahí que en todas nuestras partidas incluyamos una serie de Normas de Seguridad al respecto. Si aun así os surge cualquier tipo de problema, siempre podéis acudir a algún Director de Juego y él os dará una solución, ya que siempre contaremos con un espacio seguro y «off rol», es decir, fuera de la partida, donde todo el que lo necesite pueda ir a descansar o desconectar.

En los juegos de rol nadie gana ni pierde, ya que únicamente estás interpretando a un personaje –aunque evidentemente puedes conseguir que éste acabe mejor o peor…–. El premio en este tipo de actividades está en la propia realización de la misma, en pasarlo bien disfrutando con la historia y la interpretación de los personajes. Aun así, generalmente otorgaremos dos premios, elegidos democráticamente entre todos los participantes: uno a la mejor interpretación y otro al mejor disfraz.

En los real game, gymkhanas y juegos de escape sí suele haber ganadores, y generalmente suelen ser aquellos participantes que logran el objetivo antes que los demás. Aun así, también daremos premios al mejor disfraz siempre que dé esa circunstancia.

Y, en general, siempre intentaremos tener un pequeño detalle con todos los asistentes.

En la mayoría de nuestros juegos, la trama de la historia es muy importante para disfrutar de la experiencia. Por este motivo, una vez que ya conozcáis todos las sorpresas y enigmas que componen la partida, es probable que no disfrutéis tanto del juego como la primera vez –de ahí que os pidamos que no contéis nada a quienes aún no hayan jugado–. Sin embargo, siempre podéis volver a participar como PNJ y colaborando con la organización.

Asociación, inscripciones y reservas

Si estáis interesados en inscribiros como socios de Torredelmago para poder disfrutar de nuestras actividades y otras ventajas, podéis contactar con nosotros a través de nuestro email y redes sociales para que os informemos al respecto y os hagamos llegar el formulario de inscripción en el que debéis introducir vuestros datos.

Inscribirse como socio es gratuito y os permitirá colaborar con la asociación, así como estar al tanto de todas sus propuestas. Además, los socios recibirán acceso a la edición de nuestro calendario, para que puedan adjuntar sus propias actividades. También podréis conseguir descuentos en algunos comercios relacionados y otras sorpresas, además de poder utilizar cualquier espacio, material o equipamiento de la asociación.

Salvo en jornadas de puertas abiertas u otras invitaciones, nuestras actividades están dirigidas a nuestros socios. Podéis inscribiros como miembros de nuestra asociación de forma gratuita, rellenando un formulario con vuestros datos personales, que os haremos llegar en persona o por correo electrónico, y que podéis dar de baja en cualquier momento.

En nuestro calendario encontraréis las actividades programadas de la asociación, aunque también podría haber algunas actividades que hayan sido propuestas en los canales de comunicación internos entre nuestros socios. Si encontráis alguna actividad en la que queráis participar o necesitáis más información, podéis contactar con nosotros a través de nuestro email o nuestras redes sociales, y os pondremos en contacto con la persona encargada de dicha actividad para que os reserve una plaza.

En los eventos que requieran una mayor preparación habilitaremos formularios de inscripción. Para conseguir vuestra plaza tendréis que rellenar todos los campos de información necesarios y completar el proceso indicado en el mismo formulario. En ese momento, vuestra reserva se habrá formalizado y recibiréis un correo electrónico para confirmar que habéis conseguido vuestra plaza. Después, es probable que tengáis un plazo determinado para aportar la correspondiente cuota de inscripción, si la hubiera, a nuestro tesorero o al número de cuenta que os indicaremos en el mismo formulario o email de confirmación. Si pasado ese período de tiempo no hemos recibido el donativo necesario para costear los gastos de la actividad, nos pondremos en contacto con vosotros para ver si ha habido algún error y, en caso de persistencia, nos veremos obligados a anular vuestra reserva para liberar vuestra plaza. Si el pago se realiza correctamente, unos días antes del evento recibiréis en vuestro correo electrónico toda la información necesaria sobre la actividad.

Las actividades cotidianas de la asociación serán gratuitas o implicarán únicamente un pequeño donativo simbólico por parte de los socios para costear los gastos básicos. Otros eventos de mayor envergadura, como las partidas de rol en vivo de larga duración, contarán con una cuota de inscripción algo más elevada debido a que implican unos mayores gastos de producción. En cualquier caso, todo el dinero recaudado se destinará íntegramente a los gastos del mantenimiento de la asociación y de cada uno de los eventos organizados. Asimismo, siempre intentaremos ofrecer eventos gratuitos financiados por la propia asociación u otras instituciones públicas, en la medida de lo posible.

El precio de cada inscripción variará dependiendo del evento y de sus necesidades. La inscripción, sea gratuita o no, siempre incluye todo lo necesario para jugar,  así como algunas sorpresas. Según el tipo de partida, también puede incluir comida y alojamiento, sesiones de fotos, e incluso un seguro de responsabilidad civil ante posibles accidentes. Todo esto se detallará en la información sobre cada evento o actividad.

Sólo podemos recibir los donativos y cuotas de inscripción a través de pagos en efectivo y transferencias bancarias. Si preferís la segunda opción, el número de cuenta en el que debéis realizar el ingreso os aparecerá al completar el proceso de inscripción de cada evento. Según la partida y el importe correspondiente de su inscripción, habilitaremos la opción de realizar un pago fraccionado.

Si os surge algún problema y os veis obligados a cancelar la reserva siempre intentaremos devolver el importe íntegro que hayáis abonado. Sin embargo, si lo solicitáis con poca antelación, lo más probable es que ya no podamos realizar la devolución, debido a los costes derivados del evento que la asociación ya haya asumido. A pesar de todo, sois libres de buscar a alguien que acuda en vuestro lugar. En todos estos casos, os rogamos que nos aviséis con la mayor antelación posible para realizar los cambios necesarios y/o informar al jugador que ocupará vuestra plaza de todo lo que sea pertinente.

Una vez pasados unos minutos de cortesía nos veremos obligados a comenzar con el juego, por respeto a aquellos jugadores que sí han llegado puntuales. Si el retraso no es demasiado prolongado, los participantes podrán integrarse en el juego sin ningún problema.

Sí, siempre y cuando estemos disponibles, y vuestro grupo supere el mínimo de participantes requeridos, podemos organizar otras actividades al margen de los eventos que hacemos habitualmente. Para ello será necesario inscribirse como socio de la asociación. Asimismo, el grupo puede proporcionar el propio lugar para la actividad, o puede solicitar el espacio utilizado usualmente por nuestra organización. Para concretar todas estas cuestiones, os recomendamos que contactéis con nosotros con la mayor antelación posible.

Sí, aunque debéis indicarnos el sitio propuesto para realizar la actividad y enviarnos algunas fotografías para que podamos evaluar si es posible realizarla allí. En el caso de que sea un lugar público, necesitaremos un permiso del Ayuntamiento correspondiente. En esta ocasión, también os recomendamos que contactéis con nosotros lo antes posible.

Rol en vivo

Una partida de rol se entiende como cualquier juego narrativo en el que sus participantes asumen el papel de otra persona o ser, e intentan actuar como tal durante el transcurso del juego. Sin embargo, hay diversas variantes de juego, las cuales suponen experiencias casi completamente diferentes. Puedes saber más pinchando en nuestra sección Qué es.

Nuestras partidas están diseñadas para que cualquier pueda jugar, sin necesidad de experiencia previa. Además, solemos agrupar a los personajes mezclando a los jugadores con más experiencia con los más nuevos, de cara a que estos últimos pierdan esa timidez inicial nada más comenzar el juego.

Sólo necesitaréis unos minutos para echarle un ojo a los archivos que os haremos llegar unos días después de que realicéis la reserva de vuestra plaza. Los documentos más comunes en nuestras partidas son:

Información sobre la partida, lo que incluirá la sinopsis y un resumen de los temas o conflictos que se desarrollarán durante el juego.

La Ambientación, un texto que os explicará cómo es y qué ocurre en la época y el lugar en el que se desarrollará la partida.

Vuestra Ficha de Personaje, un documento que os informará brevemente de cómo se llama el personaje al que interpretaréis, cuál es la historia de su vida, cómo es su personalidad, cuáles son sus características y habilidades, qué cosas sabe, a qué otros jugadores de la partida conoce y cuál es su relación con ellos, o cuáles son sus objetivos y deseos. Es importante que nadie vea vuestra ficha de personaje, especialmente otros jugadores, ya que podrían enterarse de secretos comprometedores que os arruinarían vuestra experiencia dentro de la historia. En el caso de los juegos de escape, real games y gymkhanas, no tendréis ficha de personaje, puesto que seréis vosotros mismos durante el juego, es decir, no hay interpretación de roles.

Consejos sobre el Atrezzo, una serie de indicaciones sobre cómo os recomendamos disfrazaros, en el caso de que sea necesario, y qué objetos de atrezzo debéis llevar durante la partida.

El Sistema de Juego, que os explicará las «instrucciones» de la partida, así como qué debéis hacer en algunas ocasiones especiales en las que sea necesario recurrir a tiradas de azar o a la intervención del Director de Juego para determinar el resultado de una acción. También incluye la descripción del sistema de combate, además de una serie de consejos que tener en cuenta durante la partida.

Las Normas de Seguridad y Comportamiento, un resumen de la conducta básica y razonable que cada jugador deberá cumplir para el correcto avance del juego. Su incumplimiento puede conllevar la expulsión de la partida. También incluye la descripción de las zonas activas de juego, así como de las zonas restringidas y de las zonas de seguridad.

No es necesario que memoricéis ninguno de estos documentos, basta conque os hagáis una idea de quién es vuestro personaje y el mundo en el que se encuentra. De hecho, en la ficha que os mandamos sólo aparece un esbozo de su personalidad, por lo que vosotros sois libres de darles color según vuestra propia visión e interpretación de lo que habéis leído sobre él. Además, antes de la partida haremos un breve repaso de todos los aspectos importantes sobre la Ambientación, el Sistema de Juego y las Normas de Seguridad y Comportamiento que debemos seguir para un correcto desarrollo del juego, y haremos una sesión individual de preguntas y consejos antes de comenzar, por lo que no os preocupéis si no os habéis enterado muy bien de algún aspecto en concreto.

Dedicaremos una primera franja de tiempo a realizar una sesión de fotos entre los asistentes que vengan disfrazados, así como a enseñarles el entorno de juego. Posteriormente repasaremos los aspectos clave que deben tenerse en cuenta antes de jugar. Después, en el caso de las partidas de rol, realizaremos una ronda de presentaciones para que sepáis qué personaje tiene cada participante, y haremos una ronda de preguntas individual para aclararos cualquier duda que os haya podido surgir. Tras esto, comenzará el juego.

Durante la partida, si te trata de una de rol, simplemente tenéis que interaccionar con el resto de jugadores, tal y como lo haría vuestro personaje. Para ello, podéis imitar sus gestos, su acento y sus defectos, pero también debéis intentar resaltar sus puntos fuertes. No necesitáis llevar nada preparado de antemano, sino que simplemente podéis y debéis improvisar, ya que durante todo el tiempo que dure la partida dejaréis de ser vosotros mismos para pasar a encarnar a vuestro personaje –lo que se llama «estar on rol»–. De esta forma, sois completamente libres de moveros por el espacio de juego –en el caso del rol en vivo–, hablar con quien queráis y realizar cualquier acción: correr para enterarte de lo que está pasando en esa parte de la taberna, intentar bailar con la chica de la que tu personaje lleva enamorado tanto tiempo, o convencer al tabernero para que te invite a unas jarras de ron.

Los conflictos de las partidas autoconclusivas deben ser resueltos dentro de la propia sesión, que suele durar de 2 a 5 horas según cómo se vaya desarrollando la historia. Otras pueden durar incluso más de 24 horas y estarán determinadas por distintos eventos integrados por miembros de la organización. Por lo tanto, la partida terminará cuando las tramas adquieran un sentido conclusivo o cuando los eventos programados así lo dispongan. Los Directores de Juego serán los encargados de informar a los jugadores que el fin de la partida se va acercando, y determinarán el momento en el que el juego debe finalizar.

Después de la partida, tiene lugar un debriefing, en el que los jugadores expresarán sus impresiones sobre el juego y donde se realizará una explicación colectiva sobre todo lo que ha ocurrido durante la partida y cómo se han resuelto las tramas. Por último, procederemos a la entrega de los premios, si los hay.

El Sistema de Juego está formado por una serie de reglas que regularán situaciones especiales que pueden surgir durante la partida, como aquellas que sean resultados de una acción que sólo es factible en nuestra imaginación –como en el caso de realizar un conjuro mágico– o aquellas acciones que podrían hacer daño a algún otro participante o al entorno de juego –cuando, por ejemplo, un jugador quiera combatir contra otro–. En estos casos concretos, debe recurrirse al Sistema de Juego, que combinará tiradas de dados completamente al azar con distintos bonificadores que vuestro personaje recibirá según sus habilidades. Sin embargo, al ser una partida de rol en vivo intentaremos prescindir al máximo de las tiradas de dados para hacerlo más interpretativo, por lo que en la mayoría de los casos será el Director de Juego quien resuelva estas situaciones y os indique cómo debéis actuar, o será los propios jugadores quienes decidan qué ocurre con sus propios personajes, según la lógica de la historia.

El Director o Directores de Juego son en muchos casos los propios creadores de la partida, por lo que conocen a la perfección el trasfondo de todos los personajes y los posibles conflictos que irán surgiendo. Su función es orientar a los jugadores para que estos obtengan una buena experiencia de juego, por lo que podéis acudir a ellos en cualquier momento si tenéis cualquier duda o problema. También actúan como motor de trama, para mantener la intriga y la tensión en el juego, pero también para conseguir que los conflictos se vayan resolviendo. Además, son a efectos prácticos los árbitros de la partida, pues ellos pueden decidir o informar del resultado de algunas acciones especiales como los combates o las prácticas mágicas. Por último, no podemos olvidar que también son los organizadores del evento, por lo que siempre habrá que seguir sus instrucciones y consejos para el correcto desarrollo del juego.

PJ es la abreviatura de Personaje Jugador, mientras que PNJ significa Personaje No Jugador. En el rol de mesa, los Personajes No Jugadores siempre son controlados por el Director de Juego, ya que suelen ser los enemigos de los aventureros protagonistas o todos aquellos otros personajes con los que se encuentran en el camino. De igual forma, en el rol en vivo el Personaje No Jugador es el que actúa como una especie de personaje extra en una película: el jugador está en la partida interpretando a su personaje, pero éste es más bien secundario o tiene un comportamiento predefinido –es decir, debe seguir las instrucciones de los Directores de Juego, por lo que sus acciones están más limitadas: por ejemplo, los monstruos o enemigos que se enfrenten al resto de jugadores–. De esta forma, su actitud no influye de forma espontánea en las tramas principales, ya que su presencia es necesaria en términos más prácticos y escenográficos, o para introducir un determinado evento en la partida. En ocasiones los PNJs suelen estar encargados de otras tareas que forman parte del juego pero que al fin y al cabo suponen un trabajo. El cocinero que sirve comida en la taberna o el juglar que está tocando la flauta en la plaza del pueblo pueden ser ejemplos de PNJs que realizan una de estas tareas. Por estas razones, los organizadores se reservan la elección de los PNJs en base a su experiencia dramática y de juego, y estos siempre serán recompensados de algún modo por su importante labor.

Esto siempre dependerá del tipo de juego. Para agilizar el proceso, la mayoría de nuestras partidas ya cuentan con los personajes escritos previamente. Sin embargo, más allá de estos consejos e indicaciones de interpretación, vosotros seréis quienes os pondréis en la piel de ese personaje, así que podéis y debéis desarrollarlo aportándole vuestro toque personal, sin restricciones. En otros eventos, el desarrollo de la ficha de personaje será un proceso conjunto entre la organización y los jugadores, para que también vosotros seáis los creadores de las posibles tramas y relaciones. En cualquiera de estos casos, siempre tendremos en cuenta vuestras preferencias a la hora de asignaros un personaje.

¿Sigues teniendo alguna duda?

¡Bienvenido, Torremagiano! Este sitio web utiliza cookies para conseguir una mejor experiencia de navegación. Si continúas en la web, estarás aceptando nuestra política de cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies